Advierten sobre peligros de suplemento a base de hierbas

Las autoridades federales de salud advirtieron sobre informes de lesiones, adicciones y muerte de un suplemento a base de hierbas que se ha promovido como una alternativa a los analgésicos opiáceos y otras drogas recetadas.

El suplemento kratom, hecho de una planta originaria del sudeste de Asia, ha ganado popularidad en Connecticut, Nueva York y en todos los Estados Unidos como un tratamiento para el dolor, la ansiedad y la dependencia a las drogas.

Usuarios se han opuesto a los esfuerzos para regular la planta, argumentando que podría ser una alternativa más segura a las pastillas para el dolor, que han causado una epidemia de abuso.

La Food and Drug Administration (FDA) explicó que el kratom conlleva riesgos similares, que incluyen la adicción y la muerte, y que la agencia está trabajando para bloquear los envíos.

La FDA agregó que tiene conocimiento de 36 muertes relacionadas con productos fabricados con kratom y cientos de llamadas a centros de control de envenenamiento, que se multiplicaron por diez entre 2010 y 2015.

En algunos casos, el kratom se mezcla con opioides como la oxicodona, el ingrediente de OxyContin, según la agencia.

“La FDA debe usar su autoridad para proteger al público de sustancias adictivas como el kratom, como parte de nuestro compromiso de frenar la epidemia de opioides y evitar que otra se apodere”, declaró el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb.

El comisionado añadió que la agencia ha incautado y destruido los envíos de kratom en las instalaciones de correo internacional.

El Kratom sigue siendo legal según la ley federal, aunque algunos estados han prohibido la planta, incluidos Alabama, Arkansas, Indiana, Tennessee y Wisconsin. Se vende en diversas formas, incluidas cápsulas y polvos.

La Drug Enforcement Administration (DEA) había planeado prohibir la planta al agregarla a una lista de drogas ilegales que incluye marihuana, heroína y el LSD. Pero la agencia se retiró de ese plan en octubre pasado después de una avalancha de quejas públicas, incluida una carta firmada por 62 miembros del Congreso y una protesta en la Casa Blanca organizada por la American Kratom Association.

El grupo indicó que categorizar el kratom como una sustancia ilegal bloquearía la investigación médica sobre sus potenciales usos terapéuticos.

La DEA indicó en octubre pasado que retrasaría una decisión hasta que la FDA emitiera una recomendación.

A pesar de la advertencia sobre los riesgos del kratom, una portavoz de la FDA dijo que la revisión científica de la agencia está en curso. No hay un cronograma para completar la revisión.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.