Nueva ofensiva contra conductores distraídos

El Departamento de Policía de esta ciudad junto con la Connecticut Department of Transportation’s Highway Safety Office, anunció una nueva ofensiva U Drive. U Texto. U Pay, un esfuerzo para reprimir a los automovilistas que envían mensajes de texto, hablan por celular o de otra manera se distraen a sí mismos mediante el uso de un dispositivo de mano durante la conducción.

La primera etapa de la campaña, que tuvo lugar en abril de 2017, encontró que hubo una disminución del 17 por ciento en el uso de teléfonos móviles por los conductores en lugares de observación donde la policía llevó a cabo la aplicación.
La reducción en el uso de teléfonos móviles demostró la necesidad de recordarles a los automovilistas que el uso de un teléfono móvil mientras se conduce es peligroso e ilegal, manifestaron las autoridades.

Aunque la disminución es alentadora, todavía hay más trabajo por hacer. Durante la campaña de abril de 2017, hubo casi 12 mil boletas de infracción emitidas a los automovilistas que decidieron ignorar las leyes de conducción distraídas de Connecticut, agregó el Departamento de Policía de esta ciudad.
La segunda etapa de esta campaña comenzó esta semana y terminará el 16 de agosto, y se llevará a cabo a través de todo el Estado.

Oficiales del Departamento de Policía de carias ciudades de Connecticut se movilizarán mediante la adición de patrullas especiales destinadas a atrapar a los conductores distraídos, especialmente los que utilicen sus teléfonos.

Más de 50 agencias policiales, incluyendo la policía estatal y local, que participaron anteriormente en la campaña de abril de 2017, están nuevamente participando en esta operación, se dio a conocer.

Bajo las leyes que prohíben el uso del teléfono celular mientras se conduce, las violaciones implican fuertes multas que van desde 150 dólares por una primera infracción, 300 por una segunda y 500 por cada violación posterior.
En 2015, 3 mil 477 personas murieron y se calcula que 391 mil resultaron heridas en accidentes automovilísticos que involucraron a conductores distraídos a nivel nacional.

Connecticut recibe fondos de prevención de conducción distraída, los mismos que permiten las patrullas especiales para identificar, detener y citar a los conductores que optan por ignorar las leyes de conducción distraída.

Más de 6.8 millones de dólares han sido otorgados al Estado en los últimos tres años específicamente para financiar campañas como esta, de acuerdo con el informe.

Connecticut califica para esta fuente de financiamiento federal a través de una mezcla de fuertes leyes y un historial probado en la aplicación fuerte de las leyes de conducción distraída.

Para obtener más información sobre los problemas de conducción distraída a nacional, pueden visitar la web visite www.distraction.gov.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.